AIAEM Radio | 30 TACOS = 22 AÑOS PASÁNDOLO MAL + 11 DE PROFESIÓN + 9 DE AIAEM RADIO + 6 DISGUSTOS + 1 ESPECTÁCULO CANCELADO + 1 AÑO SIENDO FELIZ + 1 AÑO Y CUARTO DE LGN RADIO + 1 RECONCILIACIÓN +1 TIEMPO EXTRAÑO + 1 LIBRO EN EL QUE HE ESCRITO Y … ¡NO SÉ QUÉ MÁS DECIR, AL RESPECTO!. ME DECLARO «CULPABLE» DE TODO ELLO, SALVO DEL VIRUS , SEÑORÍA
1876
post-template-default,single,single-post,postid-1876,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

30 TACOS = 22 AÑOS PASÁNDOLO MAL + 11 DE PROFESIÓN + 9 DE AIAEM RADIO + 6 DISGUSTOS + 1 ESPECTÁCULO CANCELADO + 1 AÑO SIENDO FELIZ + 1 AÑO Y CUARTO DE LGN RADIO + 1 RECONCILIACIÓN +1 TIEMPO EXTRAÑO + 1 LIBRO EN EL QUE HE ESCRITO Y … ¡NO SÉ QUÉ MÁS DECIR, AL RESPECTO!. ME DECLARO «CULPABLE» DE TODO ELLO, SALVO DEL VIRUS , SEÑORÍA

Amigos oyentes:

Este año, lo crea o no, cumplo, ni más ni menos, que 30 tacos (que se dice pronto). A su vez, la AIAEM Radio cumplirá 9 años de vida el famoso 15 de Noviembre de 2020.

Los 30 años llegan en un momento extraño tanto para España como para el mundo entero. Un virus llamado COVID – 19 nos ha arrebatado medio año del 2020 a todos. Medio año, 6 meses (se dice pronto, también). Muchos me decían de broma: «¿Ésto será para el año que viene? No sé dónde estaré. Además, no sabré si habré muerto o no».  Pues, la broma se hizo real y ahora se está pasando un infierno.

Y, ahora…, ahora, después de 3 meses confinados y 6 meses con el virus entre nosotros, hay rebrotes en Murcia, Baleares, Extremadura, Canarias, Galicia, Aragón, Cataluña, Andalucía, Comunidad Valenciana, Navarra, Asturias, Castilla y León, y País Vasco. Cierto es que hay que tener cuidado y extremar las precauciones en este periodo que viene hasta que llegue la vacuna que nos ayude a salir de ésta que, espero, venga lo más pronto posible. No sabéis, ni imagináis las ganas que tengo de recuperar la vida perdida en estos meses de confinamiento. Sé que vosotros, también y yo me uno a esa propuesta, solo que ahora, hay que tener conciencia y llevar mascarillas.

Aún así, desde esta página os deseo fuerza, aguante, ánimo y, me gustaría mandaros a todos un fuerte abrazo solidarízándome con todos los ciudadanos del mundo mundial con la esperanza puesta en que nos volvamos a encontrar. También, pedimos precaución, no queremos tener más disgustos de los que hemos tenido en este tiempo de confinamiento.

Fuera de pandemias, me gustaría hacer un repaso a todo lo que he vivido y todo lo que ha pasado en mi vida, tanto profesional como personalmente.

Es más, comenzaré diciendo y confesando a todo el mundo que, con esta radio que he creado, en su etapa de orígenes,  no me porté muy bien, por no decir que me he portado fatal, ya que salió por una venganza personal dentro del entorno profesional radiofónico en el que estaba. En aquel programa de radio en el que participaba, tenía la certeza de que me lo estaba currando en las secciones que me dieron.

Aún así, el principal desencadenante de que todo fuera mal fue que mezclé el trabajo con lo personal, enamorándome de quién no debía (la directora del programa).

¡Claro! Se mezcló lo que se mezcló, y entre ella y yo, acabamos a guarrazos, con esquinazos, cambios de última hora de la temática de mi sección , choques de puntos de vista, hasta una vez me dio por modificar el guión en el mismo programa, improvisando un poco de poesía (lo malo es que acabó cortándose y tuve que atenerme a grabar lo que tenía en el mismo).

Es cierto que en aquel tiempo que duró desde finales de 2010 hasta principios de 2012, veía que mi trabajo era menospreciado. Creo que se debió a que también intenté convencer a la directora del programa de que estaría interesante cambiar el tono y el punto de vista del mismo, ya que sonaba, para mí, un poco «repipi» y eso, parece ser que no le gustó oírlo, ya que luego supe la intención final que se resumió en que aquel invento se tradujera en un 10 en el Trabajo Final de Carrera y la entrega del Prestigioso Premio de la universidad en la que estudiábamos y estábamos.

Esta situación que viví, no ocurrió cuando curraba en el anterior programa en el que estuve «La Cristalera» (2009), en donde hice una sección sobre mis «Héroes radiofónicos» favoritos. Ahí sí que estuve bien y me dejaron mi espacio y hacer lo que yo quisiera, dentro del tiempo que me dijeran, claro.

Pero, volvamos al meollo. Cada vez, estaba más harto de todo lo que me estaba pasando y, día a día, fui preparando mi venganza en mis caminatas que hacía desde la facultad a casa. Aquella venganza fue AIAEM Radio (sí, lo que estáis viendo ahora mismo). El nombre venía de un juego de la infancia (prometo decir lo que significa a todo aquel que me pregunte por la vía privada).

Cada tarde de jueves que llegaba a casa, cogía mi grabadora de mano y junto al ordenador y mi voz empecé haciendo el programa «Connections» en el que aparecía yo haciendo humor, imitando a diferentes voces de diferentes personajes, especializándome en el género periodístico «Antiinformación – Antinoticias», de vez en cuando metiendo a algún colaborador o contando historias inventadas. Ahora que me doy cuenta, aquel programa duraba sólo una hora. ¡SÍ! Fui capaz de hacer una hora de programa improvisando.

Luego, algunas veces, por la noche y de madrugada, grababa mi programa en podcast y a tiempo real «Noche bajo las estrellas», que ese duraba más y era, principalmente, de música.

En aquellos primeros años, solo podía pensar en mi venganza. Con el paso del tiempo, mi sentimiento de rencor se convirtió en disfrute personal y profesional, ya que, poco a poco, había ido creando una radio que empezó a hacer directos (aunque podcasteados), cambió de logotipo y se dio un buen lavado de cara en la web, que salía de casa a pasear dirigiéndose hacia un estudio de verdad (el de mi universidad, que para mí, ha sido mi segunda casa profesional, ya que la primera seguirá siendo mi casa), extendí mi programación a otra radio con un nuevo programa (duré en ella 1 año y cuarto de vida retransmitiéndolo esta vez en directo de verdad y, ahora, estoy con los amigos de CDS Radioshow), varié la programación, cubrí algunos eventos, entre otras cosas.

Hubo, además, una etapa en la que empecé a hacerlo en otro estudio pero, las cosas no salieron bien y volví al sitio que me vió crecer y me abrió de nuevo los brazos, dándome cobijo y un espacio donde poder grabar, además de darme a los mejores compañeros técnicos de todo el mundo, mi querida Paula a la que espero que todo le esté yendo bien (por cierto, nos debemos un algo, cuando todo ésto termine) y mis queridos Lucas Marugán y Sergio (que me ayudaron a hacer las gestiones de los estudios y a los que les debo, además de una coca cola, una visita al Centro Audiovisual).

También, me pregunto dónde estarán Beltrán, Jerone, Ana María y Raquel. Espero que estén donde estén, se encuentren bien. También me acuerdo de vosotros.

En la parte profesional, cumplo 11 años (motivo de celebración, sin duda), y el hecho de haber creado mi radio desde cero y el habermeme dedicado a ella en diferentes formatos, como bien digo, fue una parte y un soporte muy importante para mí, ya que me ayudó a sobreponerme a mi vida personal, la cuál sigo diciendo que a pesar de que tuviera todo tipo de momentos (buenos, malos, regulares), en aquel tiempo estaba mal, muy mal, por no decir que fatal de los fatales.

Creedme si os digo que en aquel periodo estaba fatal ya que formó parte de mis 22 largos años de dolor y sufrimiento (que fueron desde mis 6 hasta mis 28, unos 22 largos años, casi eternos para mí).

Mi vida personal estaba aferrada a amores y desamores, a marginación propia y personal, a bullying y acoso, a vivir solo lo más que pudiera dentro de los juegos o actividades que se propusieran (vamos, alejándome de todos, aunque me fuera inevitable). Puede que fuera feliz y mostrara mi cara más contenta cuando estaba fuera de mi habitación y mi entorno de seguridad. Pero, dentro de ella, solo era dolor y malos rollos. Además, mis sentimientos malos se mostraban a través de las baladas. Justamente, recuerdo, que la canción que se convirtió en el himno de mi decadencia de por vida, se titulaba…, se titulaba,…   ¡Ah! Ya me acuerdo «Al fin y al cabo» de Los Piston (no la encontraréis en español en youtube, si no en mandarín). Al ser una canción triste, no me gustaría compartirla. Pero, lo voy a hacer, para que sepáis cómo veía el mundo desde mi.

Además, me vino de perlas para escribir el poema que NUNCA quise escribir.

Vivía enclaustrado en todo ésto y no me daba cuenta de lo que me estaba perdiendo. Me comía el coco pensando en mis desamores y en todo lo que pasaba de malo en mi vida. Es cierto que perdí 22 años centrándome en ésto.

Pasé por muchos profesionales y psicólogos a lo largo de mi vida (aunque todavía lo sigo haciendo). Era y es muy necesraio para intentar frenar todos los problemas que tenía y tengo: hiperactividad, darle vuelta a las cosas una y otra vez, venganza, dolor, infelicidad, intranquilidad, protagonismo e impacto para defender mi persona, despiste y distracción, amor y desamor, y, a mí, me sirvió y me siguió sirviendo a lo largo de mis años. Pero, durante aquel tiempo, NO fue suficiente. Es más, hubo una vez que estuve a punto de cometer una locura. Pero, decidí que no se produjera, ya que me pregunté: «Víctor, ¿qué haces, figura?»

Y esta cuestión, me hizo salvarme de un destino trágico, un destino que iba a privarme de conocer y entrevistar a personas importantes para mí como: WIT, «El Pirata», César Vidal, Constantino Martínez – Orts , Lara Pinilla, Pepe (del grupo Los cuerdos de atar),  Marta Vázquez de «Rock FM», Ana «Titiricuento», Anglada y Cerezuela, Pablo Rodríguez Lago «Fei», José Luís Campuzano «Sherpa», José María Guzmán, Alfonso Blanco, Jorge José López, entre muchos otros a los que admiro y respeto. Pero, sin duda, uno que se lleva la palma es D. Javier Rodríguez, ya que me ha ayudado a enfocar la vida de otra forma, empezando por encontrar la felicidad de nuevo.  Muchas gracias, Javier.

Si hubiera cometido la locura dicha, no hubiera podido hacer radio en directo y en mi franja favorita (que es y será siempre la de la mañana). Así que, doy gracias a aquel día en el que me dije inconscientemente «apuesta por la vida». Os lo resumo en esta canción que todos conoceréis cuando la escuchéis:

De estos 30 años que llevo, destaco como importantes estos factores: empezar a ser feliz en este año y cuarto que llevo (manifestado a través de las cinco señales que me hicieron ver un nuevo camino, redirigiéndome hacia un destino diferente), redescubrir el cine con nuevos ojos y empapándome con nuevos géneros, reencontrarme con el lugar que me inspiró mi primer poema serio, haber conocido a personas admirables como mis nuevos amigos de «Recreobecarios» (Sara, Víctor, Lucía y Celia), nuevos maestros como los CDS Wookies (Willard y Maestro Spinosa), Ane Villasante, María Huertas, Almudena Jiménez, Jorge Mayoral, Juan Portillo, David Carvajal, Millás «Myjazz», Ana «Titiricuento», Miguel Payán, Jesús Usero, Elsa Martí Barceló, Isabel Gil, Pepe Ramos, los poetas y artistas del Prostíbulo Poético, Alfonso Blanco, Lucía de Brito, David Domínguez, Thompson, Alicia Aguilar,  José María Guzmán, Sofía Reguillos, Pablo Rodríguez Lago «Fei», «Sarter», Juako Malavirgen, Pilar Astray «Boadicea», Ginger «Adriana Hugo», Joako Perroverde, Joel Reyes, Fran Fernández, Félix Fernández, Nadia Álvarez, Laura Castrillón, Quique Montero, Kike Marcos, Sandra Milhoud, entre otros,…

Y , sobre todo, ponerme en marcha con cosas a las que no prestaba atención dentro del ámbito profesional como mover, con más regularidad, currículums o  centrarme en el trabajo más que nunca.

No sé me olvida el hecho de que por fin escribí en un libro que es muy importante para la sociedad. Se tituló «El libro blanco de las emociones y valores». Un libro que nos habla de los valores pasión, miedo, compromiso y lealtad, aplicados todos al mundo laboral y profesional. Un trabajazo que se curró ELE: Escuela de Liderazgo Emocional y del que yo me he sentido orgulloso de pertenecer. Gracias Dra. Elsa Martí Barceló por haber contado conmigo en esta labor, ya que tarde o temprano servirá a futuras generaciones para que orienten su camino.

NO quiero olvidarme de la pérdida de seis seres muy queridos:

  • Laura Gimeno: Compañera y amiga del Colegio Santa María del Camino, de mi misma clase y mi mismo curso, que murió muy joven a los 14 años de edad. Tuvo problemas de salud y falleció. Espero que estés bien allá donde estés. Fue muy fuerte tu pérdida. Pero, hoy, estoy cumpliendo la promesa de la vida que dejaste. Aún así, me sigo acordando mucho de tí.

 

  •  Mi hermano Marcos: sin conocerle, él nació y falleció unos años antes de nacer servidor. Ojalá te hubiera conocido en vida. Pero, gracias a tí, nuestros padres cogieron la fuerza necesaria para traernos a mí y mi genial hermana llamada Sara Moratalla. Seremos 5, no lo dudes. Pero, ojalá hubiera podido conocerte. Te deseo paz y tranquilidad estés en donde estés, y espero te sientas orgulloso de todos los pasos dados por parte de tus familiares, que somos nosotros: Araceli, Miguel Ángel, Sara y yo.

 

  • La abuela Pili: Con ella, compartía cine, teatro y música. La tenía mucho cariño y aprecio. Uno de los recuerdos que tengo fue que se «enrrolló» a ver el musical «Queen: We Will Rock You» en su primera edición, dentro del Teatro Calderón de Madrid. ¡Cómo lo pasamos de bien! Aún así, nos tenía mucho cariño, tanto a su familia como a todo aquel que la rodearara. La verdad, te echo de menos cada vez que hablo de la película «Los fabulosos Baker Boys» o «Los Tres Caballeros», o cada vez que voy al teatro o escucho a Queen. Descansa en paz, «madrina artística».

 

  •  La abuelita Petri: aunque llegáramos a entendernos más tarde que pronto, te echaré de menos. Quizás muchas opiniones las compartiéramos y otras no. Pero, al final, pudimos llegar a un punto intermedio y acercar posturas. Con ello, me conformo ya que, reconozco que, durante mucho tiempo, me costó entenderte.

 

  • Alberto Aguado: Contigo, tengo muchos recuerdos. Pero, uno de ellos fue cuando, acompañando a mi padre, vinieron los dos a buscarme. Fue una larga tarde en el colegio que me quedé por no saber si me habían llamado por megafonía a la hora de la salida del colegio. Por una mala interpretación mía, me quedé en el colegio toda la tarde de aquel viernes, y no me vinieron a buscar hasta tarde. Tampoco, se me olvidará la primera vez que probé el golf con la posición del brazo, del palo, la distinción de los palos. Pero, otro momento que no se me olvida es una vez que vino junto con Ana a nuestra casa a cenar o la vez que también nos enseñó a jugar al Rummikub. Amigo Alberto, espero estés en paz contigo mismo. Te echo de menos.

 

  • Víctor César Bustillo: estés donde estés, quiero que sepas que te hecho de menos. Hoy, en estos días, estoy viviendo la vida por tí. Me dio mucha pena que te fueras por culpa de un derrame cerebral imprevisto. Pero, quiero que sepas que llevaré en mi memoria y en mi recuerdo nuestros cafés, nuestros paseos, nuestra vuelta por la verbena de San Antonio de la Florida, nuestras salidas al cine, nuestro partido de fútbol del Real Madrid, nuestro concierto de Aerolíneas Federales, nuestras sesiones de radio, nuestros (de vez en cuando) picoteos, nuestras conspiraciones y teorías, nuestras noches y días del misterio. Todo eso y mucho más me lo llevo conmigo para recordarte.

 

Queridos, descansad en paz y sed felices estéis donde estéis. Os lo dedico con estos dos temas de Mago de Oz:

 

En el ámbito artístico, por culpa de la pandemia, el espectáculo que tenía planeado para este verano «9JL2020: El Golpe Gomaespumero del Siglo XXI» ha tenido que pasarse al año que viene a la misma fecha. La primera vez que he cancelado en mi vida un show dentro del mundo artístico. Esto, a pesar de afectarme, sé que tiene fácil solución ya que, el año que viene, se recuperará. Así que, vendrá mejor y con más propuesta y exigencia que éste año. Así que, por esto, no habrá problema.

Pero, me quedan todavía otras por modificar. Lo siento, ahí entramos dentro del terreno más íntimo y prefiero no contarlo. Espero ir mejorándolas con el tiempo. Como dirían «tiempo al tiempo».

Pero, algunas cosas que me encantaría arreglar serían:

  • La relación con los míos, mi familia (hacerles más caso, hablar y participar más con ellos). Me refiero a mis padres, mi hermana, mi abuela, mis tíos y mis primos. Pero, más con mi hermana, ya que este año, aunque no lo creáis,hemos tenido nuestras diferencias y necesitamos resolverlas con tiempo y calma.

 

  • Mi interés convertirlo en desinterés (es cierto que he tenido una variación con respecto a esto y quisiera recuperar lo que he tenido antes).

 

  • No «enamorarme» de la tecnología y desengancharme de ella (usándola lo justo y necesario).

 

  • Poder dormir con más tranquilidad y menos hiperactividad.

 

  • Poder estar con los demás solo por amor y no por interés, ni dinero.

 

  • Poder asistir a todos los recitales de mis amigos (a todos los que pueda y en su mayoría, pero con medida).

 

  • Seguir yendo a conciertos y disfrutar más de la música.

 

  • Seguir desarrollando proyectos tan importantes como La Trilogía de «SHS Superworld Catch» (que consiguió reunir a muchos amigos míos artistas).

 

  • Ir al cine y disfrutar de ello.

 

  • Asistir más al teatro, a ver obras de todo tipo.

 

  • Hacer más clases de canto y teatro y mejorar artística y profesionalmente.

 

  • Seguir visitando lugares que me hicieron o podrían hacerme feliz (Pozuelo, el lugar que me inspiró mi primer poema importante, Valdemarín en Aravaca, entre otros).

 

  • Seguir compartiendo encuentros con mis amigos: Pérez Brothers (Alberto y Silvi) + Antonio y Montse, Alfonso Martínez, Sofía Romeo, Raquel Galicia, Lourdes Ortíz, Diego Arredondo, Roberto «Verinno» Manzano, Rocío Fernández, Israel Ramírez, Isabel Gil, Quike DB, Isabel Llanos, Millás «Myjazz», Jorge Mayoral, José Gallego, Traste III ( Jorge Valverde y Paloma Rivera), Carlos Alfaro, Tabachkova, Pilar Astray «Boadicea», Felipe Mateos, Alicia Aguilar, Alfonso Blanco, Las chicas del Santa María del Camino, Carlos Guerrero, Sofía Reguillos, Sarai Hernanz, Kike Marcos, Joel Reyes y Mery Lluvia, Luís Fernández, Marco Sanminiatelli, Antonio Longás, Paula M.,  Álex Larraga y Nora Callejo,  Jomiv, Óscar Patanegra, Lucas Marugán, Sergio, Los profesores del CEU, Félix Fernández, Fran Fernández, Ane Villasante, Almudena Jiménez, María Huertas, Pablo Rodríguez Lago «Fei», Javi (el amigo de Roberto Flores), Wilard y Maestro Spinosa, Juan Portillo, los chicos de «Recreobecarios» (Víctor, Sara, Lucía y Celia),  Los chicos de la compañía WIT, Millás «Myjazz», Lucía de Brito, Melús Broters (Juan y Quique), Pilar Kloppe, «Sempiterno»,  Jorge José López, Rafa, Pablo Herrero y Pilar Arias, Marilis, Super Soni, Blanca, Felipe, Elena Armengot, Paula Marín, los del equipo de Rock FM (a los que nunca les fallo escribiendo la lista del «Rock FM 500» a mano)  Pepe Ramos, Laura Castrillón, Antonio Longás, Thompson, Juako Perroverde, Sandra Milhoud, David Carvajal, Raquel Sánchez, Álvaro Balmaseda, Yolanda Cerrato, David Domínguez, Jesús Herráiz y Almudena, Ana Beotas y Javi, Elena, Mari Ángeles, Marina Map, Jaime Anglada y Carolina Cerezuela,  Los poetas y artistas del Prostíbulo Poético, los Jiménez Brothers (Álvaro y Alfonso) + Pedro y Sole, Pilar, Cristina Merino, José Gallego,  Luís y Álvaro, el grupo de «Siempre D» (Pilar, Luís, Manu, María y José), Mireia García,  David Soldado, Miguel y Virtu, El Juventud Madrid, Quique Montero, María Guivernau y Andrew Llewellyn, Roberto Flores, Segun, Momo Galera, Ana Amaro, Carlos Aparicio, David Villa, José María Guzmán,  Carlos Bermejo y Ralucca, Acoyani Guzmán, mis amigos de la Revista Acción (Miguel Payán y Jesús Usero), Mariuccia Licari, Naza Díaz, Kiko Kaliban, David Foronda,  Álvaro Valmaseda, Jon Fúnez, María G. Rocco, Verónica, Javier Rodríguez, Kike Ruíz, Javi Badillo, Lucky Jon, Álex Gómez,  Sofía Morante, Laura Navarrete, Silvi Orión, Rubén Díaz, Los Gandules, Juako Malavirgen, Yago (de Engendro), entre otros amigos más.

 

  • Visitar a mis profes de la universidad (que les tengo bastante «abandonados», ja, ja, ja). Cuando la pandemia termine, iré a veros.

 

  • Ser menos tímido cuando me encuentro con algún famoso .

 

En fin, quisiera mejorar todas estas cosas de mi vida.

 

De enamorarme, mi respuesta es sencilla: PASO DE HACERLO. Solo quiero tener amigos a mi lado. Con eso, me basta.

 

Por todo lo demás, habrá que celebrar estos 30 años POR TODO LO ALTO.  Y bien que lo vamos a celebrar. Ya buscaré una forma de hacerlo, pero, lo primero que se avecina es un viaje, un programa de «Radio Insta», muy especial y, de ahí en adelante, dejemos que la cosa fluya.

De todo esto, soy «culpable» y responsable, en el buen sentido. Pero, espero que las causas dichas en el título se puedan resolver pronto.

Un saludo muy fuerte. Sed felices y espero seguir viéndoos en mi vida.

 

Pd.: Aquí tenéis un ramillete de canciones que me han hecho feliz a lo largo de mi vida y que además la reflejan muy bien. Espero las disfrutéis, tanto como yo, escuchándolas ya que van dedicadas a todos vosotros.

 

«Closing time» – Semisonic

 

«In my life» – Versión: Bonnie Tyler – Original: The Beatles.

 

 

«Aces high» – Iron Maiden

 

«Now and forever» – Richard Marx

 

Malacabeza – «Hasta el infinito y más allá»

 

«Old habits die hard» – Mick Jagger.

 

«Visions of paradise» – Mick Jagger.

 

«Redemption songs» – Versión: Johnny Cash y Joe Strummer – Bob Marley.

 

«Tomorrow is today» – Billy Joel.

 

«Bohemian Rhapsody» – Queen.

 

«Ensalada ilustrada (Voltaire)» – Los Gandules.

 

«Crecí en los 80» – El Reno Renardo.

 

«Jungleland» – Bruce Springsteen y la E – Street Band.

 

«Moonlight motel» – Bruce Springsteen y Patti Schialfa.

 

«Bud Spencer» – Juako Malavirgen.

 

«Streamline» – Newton.

 

«Only a woman’s heart» – Eleanor McEvoy.

 

«Abide with me» – Versión: Royal Scots Dragoons.

 

«Wine into water» – T. Graham Brown.

 

Entre otras canciones que os haré saber más adelante.

Mi pequeño regalo para vosotros.

No Comments

Post A Comment

A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar